Posts by BKBL#ES

    Han sido mas de cinco años desde que partí de mis tierras en busca de iluminar mis conocimientos y reforzar el poder de palabra. Buscando la madures en ellas. He decidido regresar a mis tierras y he pedido a mi sirviente que llamara el carruaje cuanto antes, ansiaba volver a mis tierras luego de mucho tiempo...


    Los cascos de los caballos mientras galopaban y los rayos del sol que bañaban todo el interior del carruaje, hizo disturbio a mi descanso. Algo cegado por la intensa luz que hacia correr las sombras de cada relieve, haciendo ver el dominio que poseía ante ellas, voy tomando conciencia del recorrido que había transcurrido. Han sido tres días y dos noches de trayecto, aun sigo pensando del porque no he recibido ningún mensaje proveniente de Hyzmur, mi reino.


    A lo lejos ya puedo observar las colinas grises y empinadas que son muy conocidas en estas tierras por su gran contenido minero, pero... a estas alturas ya debería haber vislumbrado partes de mi Reino... ¡¿Que ha pasado?!! ¡¡Ya no esta, y que es todo ese alboroto que se presenta en los alrededores de lo que pudo ser un reino donde ahora solo yacen escombros!!


    Apresurados, los lugareños reciben mi carruaje, sus rostros reflejaban consternación y desdicha - ¡SEÑOR! ¡ES USTED! ¡HA VENDIDO A RECLAMAR EL REINO! - Consternado por las interrogantes de los que ahora rodeaban mi carruaje y desorientado por completo por lo que estaba viendo. ¡Mi Reino! ¡Hyzmur! ¡EN RUINAS!...


    Sumido en la ira, prepare a mis sirvientes y al escuadrón que me acompaño durante todo el viaje, para que levantaran arduamente y a paso veloz los polvorientos escombros. Me habían informado ademas, que ladrones han estado asaltando de forma continua lo que quedaba de mis tierras.


    Han pasado dos semanas, los trabajadores se han multiplicado de forma irracional y mis anteriores soldados han podido instruir a nuevos ingresos voluntarios. Uno de mis rastreadores me ha informado sobre un ataque inminente que se avecina por el suroeste, he preparado considerablemente a mis nuevos guerreros, y estoy mas que seguro que podre repeler cualquier oleada de ladrones. Al fin y al cabo, son solo gente con mal juicio y mal entrenamiento.


    El sol esta por encima de todo, con mas fuerza, casi aplacando cualquier sombra, enrojeciendo la piel de los que no se resguardaran de él. El vapor emanaba de la tierra creando siluetas muy irregulares y onduladas, poso mi mirada a través de una de las cortinas de calor y pude ver a lo lejos un pequeño grupo de ladrones que a paso apresurado y serpenteando el terreno, se acercaban rápidamente a las puertas de mi restaurado reino.


    Se libra una batalla y la victoria votó a nuestro favor, el sentimiento de ruina y desesperanza se vio opacado con aquella victoria...


    El reino se ha restaurado hasta tal punto que titubeo al recordar la apariencia demacrada de cuando regrese. Pero estoy aun sin acostumbrarme a los CAMBIOS notorio en el LUGAR, la forma de administrar, de visualizar y aunque parezca un poco incoherente, me parece percibir un COLORIDO intenso en los alrededores haciéndome sentir mas cómodo que antes. Creo que... Me agrada este CAMBIO.


    Al fin tengo las fuerzas militares necesarias para comenzar una pequeña campaña, ¿Hay que buscar nuevos recursos de alguna manera no?, mis rastreadores localizan muy a menudo Guaridas de Ladrones. Esas sabandijas aun quieren seguir acechando, a pesar que sus ataques surten sin efecto alguno a mi reino. Y atacarles a menudo, hace que empiece a perder mi tiempo y esfuerzo sin encontrar nada excepto cansancio para mis tropas.


    Los constructores me han hecho saber de la escasez de recursos que se avecina, He preparado un escuadrón de los ahora bien entrenados Guerreros de Espadas, y aunque escasos, he dispuesto también de algunas unidades de caballería, yo guiare personalmente esta campaña. Todo esto para ir en contra de una ALDEA NATAR, como los viejos tiempos... pero para mi sorpresa... hemos sido sorprendido en la marcha, una cantidad incontables nos emboscaron a las cercanías de la Aldea, aunque nos superaban en numero, luche firme junto a mis guerreros, codo a codo, el polvo se levantaba bruscamente con cada roce mal calculado del filo de la espada y la ardiente arena que se encontraba bajo de nuestros cansados pies.

    La batalla continuaba, y mientras el sol se deslizaba imponente sobre nosotros. Mis guerreros caían al suelo como las gotas de sudor que emanaba mi cuerpo, la consternación y la incapacidad de no poder proteger a mis hombres le dieron paso a una furia que emano rápidamente desde el interior de mi pecho, haciendo cegar mis pensamiento, echando a un lado cualquier raciocinio e impulsando a mi cuerpo en blandir la espada con mas fiereza y crueldad. Algo destello desde el extremo derecho, sobre mi hombro... un golpe fuerte aplacado por mi casco, hizo que mi visión se fuera tornando borrosa poco a poco, la arena manchada con sangre acompañaba mi rostro caído en el suelo... Hemos perdido la
    batalla... contra una ALDEA NATAR... hace 5 años, las fuerzas que tenia eran mas que suficiente... jum!........... TODO CAMBIA...



    Informe de Batalla: